SERVICIO DE IMPRESIÓN EN 3D

El servicio de impresión en 3D permite crear objetos reales a partir de un modelo digital, obtenido gracias al uso de software determinados.
Estos softwares permiten personalizar los diferentes parámetros necesarios para la impresión con el fin de realizar un objeto en función de sus características específicas.
El proceso de creación se denomina «fabricación aditiva» (por oposición a la «fabricación sustractiva») y consiste en añadir una a una todas las capas que conforman el modelo a realizar.
La impresión en 3D también se denomina «prototipado rápido» justamente porque permite obtener prototipos muy detallados de manera más bien rápida con respecto a las técnicas tradicionales.

Cuáles son los tipos de componentes

Los componentes utilizados para las impresoras 3D pueden ser de diversos tipos, diferenciándose según la naturaleza del material.
Por ejemplo, tenemos:

  • Materiales rígidos opacos (por ejemplo: PLA o PLA+, ABS o ABS+ y nailon): estos productos pueden recibir luego un segundo tratamiento mediante operaciones de acabado, abrillantado o barnizado;
  • Materiales resistentes a las altas temperaturas: este tipo de componentes garantizan excelentes rendimientos, incluso cuando se someten a elevados cambios de temperatura.  
  • Materiales transparentes: ideales para crear prototipos con materiales que recuerden al vidrio lo más posible por su transparencia y consistencia.
  • Materiales elásticos: la elasticidad y la resistencia a las tensiones  mecánicas también son una característica importante, que puede requerirse para prototipos en condiciones particulares. En este caso, se suelen utilizar resinas elásticas adecuadas a este objetivo.
  • Materiales biocompatibles: son componentes indispensables sobre todo  en los ámbitos médico y alimentario, para los cuales se deben cumplir estrictas normas de seguridad.
  • Materiales metálicos: gracias a las impresoras 3D se pueden obtener  componentes realizados mediante el uso de un polvo particular, que sirve de base para el prototipado de productos finales metálicos.

Ventajas del prototipado mediante impresión en 3D

Las ventajas de la impresión en 3D son múltiples, pero las más significativas, sin lugar a duda, son:

  • exactitud y precisión en la creación de prototipos de cualquier dimensión,  característica especialmente útil en aquellos productos de talla reducida, difíciles de realizar artesanalmente o mediante otras tecnologías;
  • tiempos de elaboración relativamente breves y disminución de los costes de fabricación;
  • relativa facilidad de uso de la maquinaria.

Por todos estos motivos, la impresión en 3D es, actualmente, un procedimiento cada vez más utilizado en muchísimos sectores. Por ello, están creciendo las figuras especializadas en el desarrollo de este tipo de producción, que se actualiza constantemente mediante modificaciones e innovaciones que mejoran cada vez más el rendimiento y la precisión de los productos.

Casuísticas de uso

La elaboración de productos mediante el proceso de impresoras 3D ofrece numerosas ventajas y oportunidades respecto a las creaciones de prototipos con metodologías tradicionales. Los prototipos y modelos 3D se utilizan en muchísimos ámbitos, no solo en la producción de objetos de regalo o de diseño personalizado, por lo que los cableados a partir de impresión 3D tienen infinidad de aplicaciones.
Algunos de los sectores de uso podrían ser:

  • sector biomédico: prótesis y tejidos específicos
  • sector de la robótica y/o automovilístico: prototipos o componentes a instalar en el interior de máquinas o aparatos;
  • sector arquitectónico: elaboración de plantas estables en 3D, de edificios o partes de edificios.
  • sector artístico: en el caso de esculturas o instalaciones contemporáneas.

Nuestra gestión del prototipado

Gestionar el prototipado de una impresora 3D no es muy complicado, pero requiere mucha atención, precisión y, sobre todo, un profundo conocimiento de cada paso de la elaboración. Negligir uno de ellos o llevarlo a cabo sin demasiada atención podría, pues, poner en peligro el resultado final.
En grandes líneas, el prototipado se gestiona de la siguiente manera: durante la primera fase se realiza el diseño, a través de un ordenador, del modelo digital que se desea imprimir. Para la elaboración del modelo se suele utilizar un programa en particular, por ejemplo, el Cad 3D. Seguidamente, el ordenador se conecta a la máquina y se procede a enviar el archivo al software de la impresora. El software accede a los detalles y características del modelo digital, garantizando la correcta impresión del prototipo. En este momento empieza el verdadero proceso de impresión: cada impresora 3D suele tener 3 ejes móviles y un extrusor que deposita el material de impresión capa a capa. La duración de este proceso puede variar según la complejidad del prototipo y del material utilizado.

Request information

How much is: 27 + 2 =