MECANIZADOS

La habilidad de nuestros expertos a la hora de identificar las necesidades específicas del cliente y de implementar el cableado más adecuado a cada situación va de la mano con nuestra capacidad de elaborar directamente en nuestras instalaciones los instrumentos, estructuras y componentes necesarios para realizar el servicio deseado. Efectivamente, somos especialistas en la fabricación de muchas y variadas tipologías de material, lo que nos permite crear y rematar, partiendo de la materia prima, todos los elementos indispensables para la fabricación de un cableado que sea garantía de eficacia y calidad.

Cuáles son nuestros tipos de fabricación

El “secreto” de una fabricación capaz de dar vida a productos que tengan un buen rendimiento y durabilidad es, sin lugar a duda, la calidad de la materia prima, que nuestros expertos eligen cuidadosamente y seleccionan a cada momento según la función específica para la que se necesite. Y es que cada material necesita un tratamiento diferente, del mismo modo que cada tipo de fabricación cambia según el producto final deseado. Se pueden realizar trabajos de corte con láser de materiales como el acero o plásticos, o bien de fresado cuando interviene la necesidad de aumentar el nivel de precisión en el acabado de instrumentos tanto de pequeñas como de grandes dimensiones. El láser también se puede utilizar para realizar grabados y marcados, mientras que la fundición a presión es el ejemplo perfecto de cómo una materia prima se puede descomponer y reconstruir para crear nuevos componentes. Todos estos trabajos se pueden realizar exclusivamente gracias a una maquinaria e instrumentos de última generación, manejados por personal especializado que recibe constantes actualizaciones sobre las nuevas técnicas de intervención.

Corte con láser

El corte con láser es un trabajo que permite, de manera rápida y precisa, reducir materiales de grandes dimensiones, adaptándolos a cualquier necesidad específica. Gracias a este tipo de actividad se puede, por ejemplo, trabajar en planchas de distintos materiales, pudiendo realizar un posprocesado gracias a tratamientos térmicos o revestimientos. En resumen, pues, el corte con láser tiene la ventaja de poder personalizar la fabricación según la materia prima y los acabados deseados, ofreciendo un trabajo preciso con tiempos particularmente reducidos.

Fundición a presión

Mediante la fundición a presión se puede recoger la colada de un material fundido a altísima temperatura, e inyectarlo en el interior de moldes para volverlo a modelar en función del aparato que se desee obtener. La idea es descomponer la materia prima para reconstruirla bajo una nueva forma, aprovechando sus puntos fuertes y trasladando la calidad al nuevo producto. La fundición a presión tiene lugar dentro de “islas” en las cuales se trabaja a altísimos niveles de temperatura y presión, mediante pasos graduales donde el metal, generalmente acero o aluminio, cambia de estado conservando sus características intrínsecas. La ventaja principal de este tipo de fabricación es, ciertamente, la posibilidad de obtener productos con formas bastante complejas que ofrezcan altos estándares de calidad y, sobre todo, un coeficiente de repetibilidad total gracias a la precisión de los moldes y a la atención del personal en la verificación de los niveles de presión y temperatura a lo largo de la fabricación.  

Grabado Láser

El uso de máquinas láser no solo sirve para los trabajos de corte, sino también, y sobre todo, para actividades mucho más precisas y meticulosas. Se trata, verdaderamente, de un trabajo de grabado, que puede realizarse en muchísimas tipologías de materiales. La precisión y la atención al detalle que proporciona el láser garantizan calidad y fiabilidad, características indispensables para las actividades de ablación, ennegrecimiento y viraje del color, pero también para la remoción y la carbonización. Entre los trabajos más solicitados se encuentra, también, el marcado de etiquetas, que puede realizarse tanto en materiales de metal como de plástico.

Trabajos de fresado

El fresado se utiliza cuando necesitamos obtener una superficie determinada y bien definida a partir de una materia prima de origen. La fresadora, pues, remueve parte del material para pulirlo poco a poco hasta conseguir la forma y las dimensiones requeridas. Este trabajo necesita una gran calidad por parte de la máquina y precisión por parte de quien la utiliza, ya que, para conseguir el objetivo establecido, hay que configurar y alinear tanto la velocidad de corte como el avance progresivo del material que hay que fresar.  

Por qué confiar en nosotros

Experiencia, profesionalidad y disponibilidad: estas son las palabras que nos guían y aseguran, en cualquier situación, la calidad del servicio ofrecido. Escoger los cableados de ErreBi significa ponerse en manos de especialistas capaces no solo de identificar las necesidades exactas del cliente y de encontrar la solución a sus problemas, sino también de escoger las materias primas y realizar ellos mismos los componentes necesarios para la intervención, utilizando aparatos modernos para realizar trabajos siempre más rápidos y precisos. En entornos como el del cableado, hacer las cosas por su cuenta casi nunca resulta provechoso, en cambio, escoger a quien es capaz de ejecutar un proyecto literalmente de la A a la Z representa una garantía de tranquilidad, calidad y ahorro.  

Request information

How much is: 14 + 6 =